CARTAS DE RELACIÓN DE HERNÁN CORTÉS:
A 485 AÑOS DE LA CAÍDA DE MÉXICO TENOCHTITLAN


______________________________________________________________________

Todo parece de plata [...] esta ciudad está fundada en una gran laguna salada [...] Es tan grande la ciudad como Sevilla y Córdoba [...] tiene una plaza tan grande como dos veces la ciudad de Salamanca [...] Hay muchas mezquitas o casas de sus ídolos de muy hermosos edificios, de maravillosa grandeza y altura.
HERNÁN CORTÉS


______________________________________________________________________

En 1519 el gobernador de Cuba, Diego Velásquez, organizó una expedición que tenía como propósito ir más allá de donde cualquier europeo hubiese ido antes. Velázquez había nombrado a Hernán Cortés como líder, pero poco antes de la salida cambió de idea. El joven se insubordinó y levó anclas en secreto. Once embarcaciones y aproximadamente setecientos hombres iniciaron la exploración.

Así comenzó la aventura de la conquista del mundo mexica, una de las culturas más grandes del territorio americano. Los extranjeros llegaron primero a la península de Yucatán y fue ahí donde por primera vez el mundo indígena identificó a Cortés con Quetzalcóatl. El dios había prometido regresar en el año 1-Caña, que de acuerdo con el calendario indígena, correspondía precisamente a 1519. Los españoles trajeron al continente seres jamás imaginados, mitad hombre mitad venado, que se desmontaban y eran humano y bestia por separado. Tenían lanzas que arrojaban fuego y mataban a distancia; cuchillos, más filosos que la obsidiana, que de un golpe certero decapitaban, y corazas que deslumbraban e impedían que se les viera el cuerpo. De este modo, las descripciones de jinetes, caballos, arcabuces, espadas y armaduras impresionaron a la realidad mesoamericana.

A los 34 años de edad, el 22 de abril, Viernes Santo, Cortés fundó la primera ciudad con tradición occidental en tierra firme. La llamó Villa Rica de la Veracruz, como ejemplo de que la religión verdadera mostraba legítimamente su riqueza. Allí escribió su primera carta de relación al rey de España (perdida desde el siglo XVI). Las cinco epístolas fueron escritas entre 1519 y 1526, años de máxima actividad en la vida de Cortés en los cuales tuvo lugar la formación de Nueva España.


 

 

 

EL DESTINATARIO

La reina Isabel La católica falle- ció en 1504 y los castellanos le dieron la espalda al rey Fernando, pues sólo aceptaban como regenta a la hija de ambos. Tras la crisis monárquica, el nieto de los Reyes Católicos logró gobernar conjuntamente los reinos de Aragón y Castilla. Se convirtió entonces en Carlos I, descendiente de la dinastía de los austrias o habsburgos, que gobernaron España por casi dos siglos. En 1519, murió su abuelo paterno, Maximiliano, quien fuera emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. El joven heredó también aquella corona y se le reconoció como Carlos V de Alemania y I de España. De los Reyes Católicos, Carlos recibió una España en proceso de unificación política, además de Cerdeña, Sicilia, Nápoles, las islas Canarias y el mundo americano en franca expansión. Por lo que se consideró que en su reino jamás se ocultaba el sol.


Aunque el monarca desconocía la lengua castellana, fue el destinatario de las famosas Cartas de Relación de Hernán Cortés y con un intérprete conoció el contenido de las misivas.

TESTIMONIO DE LA CONQUISTA

Estos documentos son largos informes oficiales con el fin de que Carlos V sancionara la legalidad de la empresa conquistadora. Don Hernán buscaba ganarle la partida al gobernador de Cuba, Diego de Velázquez, quien igualmente se dirigía al  monarca denunciando la rebeldía del conquistador. El investigador Ángel Delgado afirma que Cortés debía dar puntual descripción de las nuevas tierras y de sus habitantes, así como explicar las alianzas, guerras y demás sucesos políticos y militares de la campaña. Las cinco relaciones fueron escritas entre 1519 y 1526, años de máxima actividad política en la vida de don Hernán, en los cuales tuvo lugar la fundación de Nueva España.

 


Hernán Cortés
Cartas de Relación
1524
Edición latina con portada y escudo
30.7 x 23 cm
Col. del Centro de
Estudios de Historia de México CONDUMEX


La biblioteca del Centro de Estudios de Historia de México CONDUMEX conserva esta edición, accesible a todos los intelectuales europeos por estar en una lengua que podía ser leída por muchos. Así, la conquista de México y la cultura prehispánica fueron temas ampliamente difundidos. Como explica el historiador Eduardo R. Ibarra, en este volumen impreso en Nuremberg, Alemania en 1524, aparece la primera edición latina de la segunda y tercera de las Cartas de Relación de Hernán Cortés. La publicación incluye además el texto De Rebus et Insulis Noviter Repertis de Pedro Mártir de Anglería, debido a que complementaba el ciclo histórico de la conquista.

LA SEGUNDA Y TERCERA RELACION

Los argumentos expuestos en la segunda epístola, le valieron a Cortés, desde el 15 de octubre de 1522, el título de gobernador, capitán general y justicia mayor de Nueva España. Dentro de estas letras, sobresale el encuentro  entre el conquistador y el sacerdote-guerreo que dirigía al imperio azteca:

[...] Pasada esta puente, nos salió a recibir aquel señor Mutezuma con hasta doscientos señores, todos descalzos y vestidos de otra librea o manera de ropa asimismo bien rica a su uso, y más que la de los otros, y venían en dos procesiones muy arrimados a las paredes de a calle, que es muy ancha y muy hermosa y derecha, que de un cabo se parece el otro y tiene dos tercios de legua, y de la una parte y de la otra muy buenas y grandes casas, así de aposentamientos como de mezquitas, y el dicho Mutezuma  venía por medio de la calle con dos señores, el uno a la mano derecha y el otro a la izquierda, de los cuales el uno era quel señor grande que dije que había salido a hablar en las andas y el otro era su hermano del dicho Mutezuma, señor de aquella ciudad de Iztapalapa de donde yo aquel día había partido [...]

En la tercera carta, fechada en mayo de 1522, el conquistador relató las acciones posteriores a la sangrienta batalla del Templo Mayor: conforme pasaban las semanas la isla fue recobrando su dignidad. Por las acequias volvió a correr el agua y el aire recobró su pureza. Los españoles establecieron tres sitios para fundar la ciudad española sobre tierra firme: Tacuba, Texcoco y Coyoacán. Sin embargo, Cortés tomó la decisión de fundar un centro político-administrativo sobre los restos de la ciudad de México-Tenochtitlan.

De cuatro o cinco meses para acá, que la dicha ciudad de Temixtitan se va reparando, está muy hermosa; y crea Vuestra Magestad que cada día se irá ennobleciendo en tal manera, que como antes fue principal y señora de todas estas provincias, que lo será también de aquí adelante; y se hace y hará de tal manera, que los españoles estén muy fuertes  y seguros, y muy  señores de los naturales.

 

Horacio Rentaría
Los Virreyes de la Nueva España (detalle)
c. 1938
Óleo sobre lienzo
126.3 x 264.2 cm


En 1526, al regreso del viaje a las Higueras (actual Honduras), Cortés perdió el control político de la Nueva España y al mismo tiempo salió publicada su cuarta relación. Al año siguiente, por un cambio desfavorable en su imagen, se dio la prohibición de las ediciones, y se organizó la primera Audiencia de Nueva España. Al mismo tiempo ésta primera edición latina, proyectó su prestigio internacional, no sólo por aparecer en la lengua latina universal, sino por ser la base, ese mismo año, de las nuevas traducciones italiana y flamenca.

Con este tesoro de papel, conmemoramos un año más de la caída de la gran ciudad imperial mesoamericana que es el fundamento de nuestra urbe, y reconocemos en Hernán Cortés al arriesgado aventurero que se lanzó en una lucha fervientemente –como fiel caballero medieval– por su Dios, por su rey y por su dama.


ALFONSO MIRANDA MÁRQUEZ | CURADURÍA E INVESTIGACIÓN


Regresar